Este negocio ha tenido
5,808 visitas desde
Febrero de 2012


[Cargando...]

AH QUE NANISHE!

CALLE 5 DE MAYO #267 - CENTRO, COLIMA
HORARIO DE MARTES A DOMINGO DE 12:30PM A 11:00PM, ACEPTAMOS TARJETA DE CRÉDITO. CONTAMOS CON INTERNET INALAMBRICO. PAQUETES PARA EVENTOS. SERVICIO A DOMICILIO.


AH QUE NANISHE!...AH QUE SABROSO!          "Distintivo M"

COMIDA TÍPICA OAXAQUEÑA Y MEXICANA

Atención a EVENTOS con Taquizas o Buffet hasta 150 personas
Incluye: Salón, Mesas, Loza y Cristalería


MOLES   CHAPULINES  CHILES RELLENOS  MARISCOS  CARNES

HISTORIA:

Hace 28 años el Señor Alejandro López y su esposa la Señora Antonia Rasgado, decidieron abrir un negocio en el bello estado de Colima, donde pudieran compartir con clientes y amigos la comida de nuestro querido México.  Don Alejandro originario de Distrito Federal y Doña Antonia de Juchitán, Oaxaca, combinaron sazón y amor en cada uno de los alimentos  ofrecidos a todos los comensales.  El 17 de febrero a las 7 de la tarde del año de 1987, inició un restaurante que late y sigue latiendo en el centro de la ciudad de Colima, particularmente en el Barrio de San José.

 

Se imaginaron un recinto cálido y limpio para dar a conocer algunas Artes Culinarias de nuestro país, así como para dar una continuación a la preservación de nuestros alimentos mexicanos, por ejemplo: el tradicional champurrado preparado por nuestras abuelitas; las mil y una formas de elaboración del maíz y la masa con sus memelas y quesadillas; la típica preparación mexicana del café de olla, el chocolate y el ancestral mole oaxaqueño. Adicionalmente los exóticos platillos como las cebollas y plátanos rellenos y chapulines, entre otros. Estos alimentos son preparados con recetas muy bien atesoradas por la Señora Antonia y su esposo Alejandro que viajaban una vez por mes a la ciudad de Oaxaca y México para traer productos que no se localizaban en la entidad. .

Ah que Nanishe, está firme en la antigua Casa del Pocito Santo, conocida así por todos los vecinos de Colima, nombre que se le dio en virtud de que era gran cantidad de agua la que se sacaba de dicho venero y jamás se le agotaba. Cuenta el historiador Romero Aceves que el agua del Pocito Santo se prefería más que la del Charco de la Higuera, a pesar de que este manantial estaba en la calle y no se cobraba.

Este restaurante conserva la tradicional arquitectura colimense en su fachada y en algunos interiores cambio un poco a raíz del sismo del 2003, fue remodelado en su patio interior y cuenta con “una ventana hacia el cielo”, como dijo el trovador Alejandro Filio. Ah que Nanishe, un espacio agradable y atendido por sus propietarios con una sonrisa para clientes y amigos.


COMERCIAL
TURÍSTICA
INMUEBLES

¡Contrata tu punto en el mapa! · Tel. (312) 314.84.48 · contacto@localizanet.com