Este lugar ha tenido
2,424 visitas desde
Febrero de 2012

Fiestas de la Candelaria en Tecomán
Desde finales de enero se realiza un novenario en honor a la Virgen de la Candelaria, el cual culmina un Domingo antes del Miércoles de Ceniza; siendo el día principal el 2 de Febrero.

Ubicación:
Las fiestas de la Virgen de la Candelaria se lleva a cabo en la cabecera Municipal de Tecomán.

El municipio de Tecomán se localiza en la porción sureste del estado; limita al Norte con los municipios de Coquimatlán y Colima, al Sur con el Océano Pacífico, al Este con el Municipio de Ixtlahuacán, al Oeste con el de Armería y al Sureste con el Estado de Michoacán. Está situado a 33 metros sobre el nivel del mar.

La distancia aproximada de la cabecera municipal a la capital del estado es de 48 kilómetros; cerca de la costa por la carretera federal 200.

Como Llegar:

A este lugar se puede acceder por automóvil particular o rentado, taxis y/o autobuses de pasajeros.

Existen líneas comerciales de autobuses (Rojos y Nuevo Horizonte) que pueden abordarse cada 15 minutos en la central poniente de la ciudad de Colima (la del Manchón).

Por la autopista 110 Colima-Manzanillo y en ese sentido, desviarse a la derecha en el crucero de Tecomán, a 48 kilómetros de la ciudad de Colima.


La imagen de la Virgen de la Candelaria que actualmente se venera en el Templo de Santo Santiago de Tecomán, se considera que fue traída por los misioneros españoles que llegaron con los conquistadores al posicionarse en el pueblo indígena de Caxitlán. Al establecerse los conquistadores en Caxitlán y al afianzar la fe del Catolicismo, la imagen de la Virgen fue venerada como la patrona de Caxitlán. La fiesta de la Virgen de Caxitlán era auspiciada por los Españoles.

En 1800 hubo un gran incendio que destruyó el templo y en 1820 el poblado fue asaltado y quemado por los insurgentes; al sobrevivir, en 1800 la virtual desaparición de Caxitlán, después de la destrucción del templo por el incendio, se cambió la cabecera parroquial, pasando a San Francisco de Caxitlán al templo de Santiago de Tecomán, donde era patrono Santo Santiago, en cuyo honor se llevaban a cabo fiestas anuales que tenían como característica ser festejos indígenas.

Valenzuela surgió como pueblo importante alrededor de 1778, hasta desaparecer en 1880. Durante el esplendor de Valenzuela, el festejo máximo era la asunción de la Virgen María el Día 15 de Agosto. Se realizaba un novenario que culminaba con honores a la Virgen de la Candelaria. La escultura era llevada desde Tecomán, en procesión, el día que se iniciaba el novenario y volvía a ser trasladada a Tecomán al finalizar los festejos. Después de la desaparición de Valenzuela, todos los actos de culto a la imagen de la Virgen de la Candelaria, se desarrollaban en el Templo de Santo Santiago, hasta hoy sede de la sagrada escultura que es venerada en forma permanente y en honor de la cual se efectúan festejos anuales durante el novenario que culmina el día 2 de Febrero.

En Tecomán, existe la tradición desde 1876, de transportar la imagen de la Virgen en procesión, en andas, el día 2 de Febrero por la tarde, formando parte de un desfile de carros alegóricos. A las 5 de la Tarde era sacada la imagen del Templo y llevada en su peana hasta las andas y de allí partía el recorrido que se hacía por la calle 2 de Abril, doblando al norte por la calle Constitución, seguía por la calle Ocampo, para doblar en la esquina de la calle 18 de Julio, hacia el sur, hasta llegar al frente del Templo de Santo Santiago. Como el recorrido era corto y las calles de arena, muchos de los fieles que participaban en la peregrinación lo hacían de rodillas y portando una vela encendida. En 1926, debido a la persecución religiosa y por haberse cerrado los templos, se interrumpió la tradición de sacar del templo a la venerada imagen.

Después del terremoto del día 3 de Junio de 1932, la imagen de la Virgen fue sacada del templo y colocada en el corredor exterior del curato durante varios días, mientras se acondicionaba un local, lo que actualmente es el auditorio, donde se construyó una enramada de palapa y allí fue llevada la imagen, ya que durante 15 días estuvo temblando con frecuencia; el pueblo se reunía en plena calle alrededor de la Virgen de la Candelaria para rezar y cantar alabanzas.

En esos días en los que la escultura estuvo fuera del templo, por los terremotos, los fieles pidieron al Sr. Cura Don José María Arreguín que les permitiera llevar a la imagen de andas alrededor del templo, en compensación de los siete años que habían pasado sin que la Virgen fuera sacada en su recorrido por la población el día 2 de Febrero; una vez que fueron reparados los daños ocasionados por los temblores, la imagen volvió a su lugar dentro del templo.

El recorrido de las andas es presenciado virtualmente por todos los habitantes de la población y personas que vienen de otros lugares, participando en la procesión en forma activa, miles de personas y también en forma directa un grupo variable de 50 o más esforzados heroicos varones, que al mismo tiempo llevan a cuestas tan pesada carga. El templo sede de la imagen de la Virgen, fue declarado Santuario Mariano Diocesano de la Virgen de la Candelaria el día 2 de Febrero de 1989, mismo día en que se hizo su Coronación Pontificia.

Desde hace muchos años el término de los festejos a la Candelaria es el Domingo anterior al Miércoles de Ceniza, cuando la imagen peregrina es llevada en procesión desde Tecomán hasta la Boca de Pascuales, donde se celebra una misa y la imagen es paseada en la playa. Hace más de 15 años que tiene lugar una peregrinación a pie que, procedente de Cerro de Ortega, llega hasta el Santuario al filo de la media noche del día 1 de Febrero, para ofrecer las mañanitas a la virgen y que reúne a una gran muchedumbre.

En 1991 se terminó la construcción de la ermita dedicada a la Virgen de la Candelaria en la carretera a cuatro carriles, a la altura del rancho Casa Blanca.

Junto con el festejo de la Virgen de la Candelaria las diversiones callejeras se establecían en esos días aprovechando el entusiasmo del pueblo. Así desde tiempos lejanos, se instalaban en las áreas adyacentes al templo, distracciones, entretenimientos y vendedores ambulantes de alimentos, golosinas y bebidas, que recogían el recorrido popular, en esas fechas. En todas las épocas ha habido jaripeos en los días del Novenario.

Descripción Horarios Tarifas


Descripción


Durante las fiestas de la Virgen de la Candelaria podrá encontrar:

* Baños Públicos en la presidencia Municipal.

* Venta de Antojitos Mexicanos.

* Puestos de vendimias populares.

En la ciudad de Tecomán podemos encontrar

* Servicios de alimentos y bebidas en restaurantes y puestos cercanos.

* Servicios de vigilancia.

* Juegos mecánicos.

* Diversidad de actividades de acuerdo al programa de las fiestas.

* Exposición comercial, artesanal, agrícola y ganadera.

* Venta de souvenirs y artesanías variadas.

* Bailes populares.

* Palenque de gallos.

* Corridas de toros.

* Estacionamiento para automóviles y autobuses de pasajeros.

* Servicios de telefonía pública.

Recomendaciones
Este sitio es apto para todo tipo de visitantes, se recomienda llevar zapatos cómodos para realizar caminatas por el pueblo.

No olvides llevar tu cámara fotográfica o de video, para que tengas recuerdos de este lugar.

Lo más recomendable son sus comidas de pescados y mariscos que pueden disfrutarse en restaurantes que se ubican en la playa, muy cercanos a la ciudad de Tecomán (7 km).

Horarios

Desde finales de enero se realiza un novenario en honor a la Virgen de la Candelaria, el cual culmina un Domingo antes del Miércoles de Ceniza; siendo el día principal el 2 de Febrero.



Tarifas

No existe tarifa de acceso al sitio.